Skip Preloader
Menu

0

$0.00

Los espejos retrovisores son una parte importante de cualquier coche. Sin embargo, algunas personas no saben cómo utilizarlos o ajustarlos correctamente. Por esto, te mostraremos todo lo que hay que saber sobre estos espejos. Aquí aprenderemos cómo usarlos y cómo cuidarlos.

Los tipos de espejos retrovisores

Hace algunos años era normal ver coches con solo dos espejos. De hecho, solo el espejo central y el del conductor son obligatorios. Sin embargo, desde hace un tiempo suele haber tres para una mejor visualización.

En realidad, existen dos tipos de espejos retrovisores: lateral y central. El espejo central está adentro del coche. Generalmente es de vidrio plano y nos deja ver directamente lo que hay atrás. También existen los espejos laterales. Estos se ubican a los costados del auto. Hay uno del lado del conductor y otro del lado del copiloto. Es muy importante diferenciarlos porque cada uno se ajusta de manera diferente.

Cómo acomodar los espejos retrovisores

Cada uno de los espejos retrovisores cumple una función específica. Aquí te mostraremos cómo ajustar cada uno.

Espejo central

Es el espejo principal porque permite ver lo que hay detrás del coche. Para acomodarlo, debes centrar o cargarlo un poco hacia los lados. Si eres de las personas que prefiere cargarlo, te recomendamos hacerlo levemente.

Espejos laterales

Los espejos laterales son convexos, es decir, que son curvos en el centro. Es por esto que algunos tiene la leyenda “los objetos están más cerca de lo que aparentan”. Ambos espejos se acomodan de la misma manera. Solo considera que por la visión, el espejo del lado del copiloto mostrará los objetos más cerca que el del conductor.

La regla para acomodar estos espejos retrovisores laterales es simple. Lo único que hay que hacer es ajustarlos de modo que solo se vea la manija trasera de cada lado. Si puedes ver las manijas trasera y delantera, o no ves ninguna, lo estás haciendo mal.

¿Por qué es importante acomodar así los espejos?

Resulta que nuestra visión es limitada, y por lo tanto nuestro campo visual es reducido. Por esto mismo existen los espejos, y también por esto es necesario ajustarlos como te hemos dicho. Esto se realiza para eliminar los puntos ciegos. Un punto ciego es un rango en el que no se puede ver lo que ocurre.

Uno de los accidentes de tráfico más comunes ocurre cuando un conductor intenta cambiar de carril y no alcanza ver a un automóvil que intenta rebasarlo. Esto sucede porque los espejos laterales estaban mal acomodados y había un punto ciego. Es cierto que la tecnología y los espejos convexos ayudan a reducir accidentes, pero el ajuste siempre es manual, por eso te recomendamos seguir estas indicaciones.

Cuidados de los espejos retrovisores

Como cualquier componente exterior de un coche, los espejos retrovisores no necesitan mayor cuidado que limpiarlos constantemente. Hoy en día los coches suelen incluir mecanismos eléctricos o manuales para ajustarlos desde el interior, por lo que suele ser común que estos mecanismos se traben. Si ocurre esto, te recomendamos acudir con un experto para ajustarlo.

Otro de los grandes problemas de las autopartes y de los espejos es el robo. En la zona metropolitana de la Ciudad de México este delito ha aumentado. Existe una amplia lista de recomendaciones que puedes seguir para disminuir el riesgo. La principal es dejar el coche en un estacionamiento. Si esto no es posible, hazlo en un lugar con mucho tránsito y bien iluminado.

Los espejos retrovisores son muy importantes para tu vehículo, ya que aumentan la visibilidad y evitan accidentes. Mantenerlos limpios y cuidarlos prolongará su vida útil. Por último, es necesario prestar atención a donde dejas estacionado tu coche para evitar sorpresas desagradables.

 

Productos Destacados

Deja una respuesta

Add a comment
0